Paraguay se siente

Loading...

lunes, 9 de diciembre de 2013

La mayor zona industrial de Sudamérica, en Hernandarias - Paraguay.

MÁS DE 30 EXTRANJEROS VIENEN A INVERTIR

Ahora una firma de textiles de Portugal desea realizar su producción en el mercado local.

Las confecciones son las más demandadas por los industriales fonáneos.
Por Joel Barrios
jbarrios@lanacion.com.py

Hernandarias se erige como la ciudad con la más grande zona industrial de toda Sudamérica en un solo cuerpo, según la Federación de Industrias del Estado de San Pablo. Empresas textiles, de autopartes y metalúrgica se encuentran entre 35 inversionistas de Europa y Brasil que preparan sus instalaciones para asentarse y realizar negocios desde la ciudad esteña del país.
Lasa, de Portugal, la más grande empresa textil de Europa, está interesada en asentarse en Paraguay, al igual que industrias químicas; sectores vinculados a los autopartes y la metalúrgica desean incorporarse a los trabajos mediante el régimen de maquila, mencionó Juan Barboza, proyectista del Consorcio Zona Industrial de Hernandarias.
Empresarios de San Pablo, Matto Grosso do Sul, Río Grande do Sul, acuden a gestionar trámites para asentarse en la zona industrial, según el empresario. Actualmente son 27 las industrias instaladas, y varios parques, dentro del predio de 4.250 hectáreas, dedicadas a la producción, industrias plásticas alimenticias, procesadores de productos y de materia prima, también empresas del sector agropecuario y tabacaleras.
“Realizando un paralelismo, un parque industrial de San Pablo con 400 hectáreas tiene 28.000 funcionarios, gracias a nuestra extensión, podemos multiplicar por 10 esa mano de obra”, citó Barboza.
Mencionó que la intención de los industriales es utilizar la hidrovía Paraná Tieté para llegar a San Pablo y tienen previsto habilitar un puerto en la ciudad de Hernandarias, que servirá de base comercial a la zona productiva.

COMPETITIVIDAD
Eduardo Felippo, titular de la Unión Industrial Paraguaya, invitó a sus pares del rubro industrial a invertir en el país. “En el mundo, el sector corre peligro porque los chinos consiguen vender los productos más baratos de los que otros producen, por lo que es cuestión de hacer los productos a bajo costo, lo que se puede conseguir en Paraguay”, dijo.
Sobre las bondades del país explicó que los impuestos bajos hacen factible fabricar productos competitivos.






Fuente: La Nacion